“Chicago, al son del jazz” por Farándula

Antes de nada tengo que señalar que me encantaría hacer una crítica más elaborada y vistosa. Pero razones de tiempo y de oportunidad me imponen que haga algo más de una mera reseña.

Dicho esto, el día 9 de febrero de 2012 a las 19 horas tuve el inmenso honor de acudir con Don Marcelo, Doña Laura y mi Iris a ver el musical “Chicago, al son del jazz” en el Teatro Cajasol de Sevilla (Sala Joaquín Turina). a las 19:00 horas.

Pocas veces he salido tan encantado de lo visto. Buen atrezzo, excelente música, gran dirección y, sin duda lo mejor, la actuación de los actores ¡Qué pasión y entrega!  Te creías a todos y cada uno. Es más que alabable la labor de todos y cada uno, no solo de los protagonistas.

La última vez que fue a este Teatro también vi una obra de Farándula, “Doce hombres sin piedad” y me gustó mucho. Pero tuvo, en mi opinión, un problema: empezó baja de ritmo y tardó un poco en remontar. Lo grato fue que con el tiempo fue a más y más y más hasta llegar a un final que fue muy emocionante. Se cortaba la tensión y se notaba como el público contenía la respiración.

Este problema o problemilla no lo tiene Chicago. Empieza alto, continua alto y termina por todo lo alto.

Ya quisieran profesionales consagrados ofrecer un producto tan cuidado y por un precio tan ajustado. No es necesario gastarse 40 euros para ver un buen musical.

Se hace muy entretenido, no tiene bajadas de interés. El grupo Jazzy Lola suena genial, muy auténtico. Creo que la mayoría de los asistentes compartirá mi parecer ya que la ovación que tributó el público fue cariñosísima.

En definitiva, obra recomendable, grupo de teatro de referencia y unos actores que merecen todo el respeto y aplauso por las ganas, la pasión, la emoción y el saber hacer.

Anuncios

Peter Pan on ice

Tenía esta entrada atrasada del día 26 de enero de 2012. Fui a ver este espectáculo que se representaba en FIBES a las 19.30 horas.

Nos enteramos de esto gracias a una oferta de GROUPON. Nos hacían un 50% de descuento de tal manera que cada entrada salía por unos 10 euros aproximadamente (como se nota que me invitaron).

 

En primer lugar tengo que decir que han dejado precioso FIBES, en segundo lugar ¿era necesario hacer una cuesta tan larga y empinada?.

Dicho esto no es muy cómodo que a los Groupones los convoquen casi una hora antes para que canjeen la oferta por sus entradas. La enorme cantidad de gente con entradas obtenidas con la oferta de GROUPON me da idea de:

1. El criterio que tiene la gente al olerse que ese espectáculo no valía el precio sin oferta.

2. Que no estábamos ante un espectáculo con mayúsculas.

3. El uso extendidísimo de las nuevas tecnologías.

Efectivamente, nuestras sospechas iniciales se confirman ¡es un espectáculo eminentemente dirigido a familias! Aunque hay un enorme número de parejas jóvenes que también han picado.

Sigue leyendo