Iris, mucho más que un nombre de mujer

Post dedicado a Iris, a mi Iris.

Es curioso pensar cómo un mismo nombre, en mi opinión bellísimo, puede tener tantos y tan variopintos significados, veamos algunos de los más curiosos:

1. Diosa griega

En la mitología griega, Iris era la hija de Taumante (uno de los dioses marinos primordiales) y de la oceánide Electra ( que era una de las 41 ninfas hijas de Océano y Tetis). Iris era hermana de las Harpías (según unos eran hermosas mujeres aladas para otros genios maléficos alados de afiladas garras, que es como se les conoce popularmente). En la Ilíada se la describe como mensajera de los dioses. Iris es la personificación del arco iris, lo que era evidente para todos, que anuncia el pacto de los humanos y los dioses y el fin de la tormenta. Además es el correillo de los dioses a los humanos. Está casada,eso habrá que verlo, con Céfiro (dios del viento del oeste, tenemos una representación del mismo en el cuadro de Sandro Botticelli El nacimiento de Venus).

En cuanto a la representación se nos muestra como una joven virgen con alas doradas, apresurándose con la velocidad del viento de un extremo a otro del mundo y de las profundidades del mar al inframundo. Es decir, su trabajo es ser mensajera de los dioses en general y de Hera en particular, y está relacionada con Hermes, cuyo caduceo lleva a menudo. Por orden de Zeus lleva un jarro con agua del Estigia, con la que hace dormir a todos los que perjuran. Por lo tanto, sus atributos son un caduceo y un jarrón. También es representada suministrando a las nubes el agua que necesitan para inundar el mundo.

Sigue leyendo