El Senado Romano

Acabemos con estos últimos post lúdicos, festivaleros, jolgóricos y chanceros, muy aplaudidos por muchos y muy criticados por pocos, pero que se separan de nuestros queridos romanos. Por ello, como redención hoy hacemos mención a la institución romana con mayúsculas, a la institución más típica dentro del universo de Roma, hoy hacemos referencia al Senado. Este post es una continuación y desarrollo de la entrada en la que pusimos un cuadro con la evolución del Senado Romano en las distintas épocas.

Empezaremos explicando que etimológicamente, la palabra Senado viene del latín Senatus y ésta, a su vez, de senex, que significa anciano.

Senatus Populusque Romanus

Senatus Populusque Romanus (Photo credit: miguel77)

El Senado romano fue una  asamblea que tuvo un papel de significado variable en el gobierno de Roma. Aunque el poder, que ejerció hasta el final del Imperio, varió, el Senado siempre fue una constante en el sistema político romano. No podemos dar una definición previa mucho más precisa debido a que según la época su importancia, contenido y funciones cambiaron. Pero lo que sí podemos afirmar, sin miedo a equivocarnos, es que era una institución que poseía auctoritas ¿Qué es la auctoritas? Es la experiencia, la sabiduría, el prestigio…reconocido y respetado por todos y alcanzado gracias a que era un elemento fijo, es decir que no se elegían como en las magistraturas de la República, y que los miembros que lo componían eran auténticos hombres de peso en cuanto a sabiduría, experiencia de gobierno, administración…,por lo que sus decisiones y consejos siempre eran tenidos en cuenta. Incluso en las épocas con menos libertad, en las que el emperador controlaba todas las funciones, siguió existiendo aunque fuera para asentir lo dicho por el emperador.

Ahora expondremos las características más reseñables de cada una de las épocas:

Sigue leyendo

Anuncios