Errata “Africanus: el hijo del cónsul”

En mi biblioteca no tengo muchas joyas literarias. Teniendo en cuenta que por joya considero que es tener primeras ediciones de libros antiguos o raros, facsímiles, incunables…

Puede que con el tiempo se convierta en joya la primera edición de un libro que adquirí en 2006 de un autor desconocido para mí y de una editorial de la que no había escuchado nunca. El libro era: “Africanus: el hijo del cónsul“, su autor era: “Santiago Posteguillo” y la editorial: “Velecío Editores“. Aún recuerdo la tarde que entré en la Casa del Libro y me dio por bichear y como por casualidad me encontré con un libro que me llamó muchísimo la atención: por su grosos, por el tema, por el personaje, por el título, por el autor…desde que mis manos se posaron en el libro supe que no me defraudaría.

Hace poco limpiando mis estanterías volví a coger con añoranza mi querido libro y comprobé que esa primera edición de una editorial minoritaria era una obra más cuidada estéticamente que las posteriores de Ediciones B. Seguro que la vida le ha ido mucho mejor económicamente a Santiago con el cambio de editorial y todos los electores hemos ganado con la magnífica distribución, publicidad y apoyo de una de las editoriales más importantes de nuestro país pero no se respira esa magia…

Cuento todo esto debido a una deliciosa errata que encontré al inicio del libro y que a continuación os muestro. Deliciosa errata ya que me ha permitido releer un libro muy querido para mí, deliciosa errata que me ha permito volver a revivir momentos buenísimos, deliciosa errata que me ha permitido darme cuenta de que ese maravilloso libro con ese error es aún más valioso.

Africanus, el hijo del cónsul. Santiago Posteguillo. 1 edición Velecío Editores

La errata está en la página 19, al inicio del Libro I “Una frágil paz“. Nos quedamos sin ver los elefantes cruzando el estrecho.

Datos del libro:

ISBN 13: 978-84-933530-9-4

ISBN 10: 84-933530-9-4
Título: Africanus : el hijo del cónsul
Autor/es: Posteguillo Gómez, Santiago
Lengua de publicación: Castellano
Edición: 1ª ed., 1ª imp.
Fecha Edición: 05/2006
Publicación: Velecio Editores, S.L
Descripción: 576 p. il. 24×17 cm
Encuadernación: cart.
Materia/s: F – Ficción Y Temas Afines1DSE – España2ADS – Español / Castellano
Precio: 21,64 Euros
Anuncios

Epitafio de Publio Cornelio Escipión Africano y qué es hoy el lugar donde reposa

Tal día como hoy, 3 de diciembre del año 183 AdC, murió Escipión Africano. Hoy colgamos una entrada muy corta pero cargada de sentimiento ya que hace referencia al epitafio de la tumba (creo que he creado un pleonasmo) de Publio Cornelio Escipión Africano en su villa de Liternum el cual dice así:

Ingrata patria, ne ossa quidem habebis

Ingrata patria, ni siquiera tienes mis huesos.

Es difícil resumir en tan breves frases la angustia, la frustración, el desapego, el hastío, la amargura, la tristeza, la ira, la incomprensión…de quien lo dio todo por alguien y solo recibe desprecio, dolor, indiferencia…Es difícil resumir el castigo mental que tuvo que sufrir.

El epitafio que se merece es “Aquí yace Publio Cornelio Escipión Africano, guardián de Roma, azote de Cartago y fiel servidor de la República”.

Desde aquí mi homenaje y  STTL (sid tibi terra levis).


Sigue leyendo

Vida de Publio Cornelio Escipión Africano en pocas palabras

Después de unas entradas que o no eran de romanos o no eran de Escipión Africano, hoy volvemos a los romanos y a Scipio. También quiero aprovechar para dedicárselo a El Conde a modo de petición de perdón por la Titina.  En el post de hoy traigo un texto de Sexto Aurelio Victor de su libro Los hombres ilustres de Roma o De Viris Illustribus Romae. En su capítulo 49 nos resume la vida de Publio Cornelio Escipión Africano de una manera muy amena y sintética ¡Quién da más por menos!:

“Se creía que Publio Cornelio Escipión Africano conocido por su valor militar, era hijo de Júpiter: de hecho, antes de su concepción, una serpiente apareció en la cama de su madre, y un reptil con el que estaba ceñido él, cuando era un niño pequeño no le hizo ningún daño. Cuando iba en mitad de la noche al Capitolio, nunca los perros le ladraban. Pasó mucho tiempo rezando en el templo de Júpiter, como si fuese a recoger la inspiración divina.

Victoriosa batalla contra Carthago 

A los dieciocho años, salvó a su padre en Ticino con valor único.  Cuando el desastre de Cannes, con su sola autoridad evitó que  nobles jóvenes desertasen. Dirigió a Canusium a los sobrevivientes de manera segura a través de los enemigos que pasaba. A los veinticuatro años, fue enviado a Hispania como pretor, tomó Cartago Nova a su llegada . Los defendidos le trajeron una virgen, tan hermosa que la rodeaba para admirarla, y se lo dijo al padre de. Luchó en Hispania contra Asdrúbal y Magón, los hermanos de  Hannibal. Él hizo un pacto de amistad con Sifax, rey de los moros. Recibió su alianza Massinissa. Casa renta victorioso, fue nombrado cónsul antes de la edad legal y aprobó una flota de África, con el consentimiento de su colega. En una noche, destruyó el campamento de Asdrúbal y Syphax14 Aplastó Hannibal, llamado de Italia. Impuso su ley derrotó a los cartagineses.

Guerra Siria 

Era legado de su hermano durante la guerra de Antíoco, hicieron prisionero al hijo de éste y se hizo sin pedir rescate.

Disfavor popular 

Acusado de extorsión por parte de la tribuna de la plebe Acreus Petillius rompió ante la gente el libro de cuentas: “en aquel tiempo, dijo, me conquisté Cartago. Por lo tanto, una buena cosa pueden hacer, ir al Capitolio y dar gracias a los dioses!”. Se exilió voluntariamente: se pasó el resto de su vida . Al morir, le pidió a su esposa que no llevar su cuerpo a Roma“.

Publio Cornelio Escipión Africano Maior

Publio Cornelio Escipión Africano Maior (Photo credit: JF Sebastian)

NOTA: Es una traducción bastante libre, ya que lo he conseguido de fragmentos en latín, francés e inglés. Ninguno de ellos enteros. Por ello, si alguien encuentra el texto en español o una mejor traducción, estaré encantado en rectificar o modificar lo expuesto.

NOTA: Gracias a Enrique por su corrección al título.

Enemigo Íntimos Juan Antonio Cebrián: Publio Cornelio Escipión Africano vs Aníbal Barca

En este enlace podemos escuchar un  buen y entretenido relato de Juan Antonio Cebrián en su sección Enemigos Íntimos en el que repasa el enfrentamiento entre Aníbal Barca y Publio Cornelio Escipión Africano (ya tuvimos la suerte de disfrutar de otro relato similar en el que Cebrián hacía referencia a Scipio Africanus y salía, como no podía ser de otra manera, Hannibal) como si se tratase de un pasaje del libro de Plutarco Vidas Paralelas.

El enlace está aquí:

http://www.ivoox.com/enemigos-intimos-anibal-vs-publio-cornelio-escipion-audios-mp3_rf_267348_1.html

Detalles a tener en cuenta:

1. Es un audio bastante corto y asequible al ser sólo unos 10 minutos.

2. Es entretenidísimo y ameno oír a Juan Antonio Cebrián.

3. Muy acertada la frase “Dos personajes, que por derecho propio, dan sentido al mundo antiguo“.

4. Nos cuenta el paso de los Alpes por parte de Aníbal.

5. Resumen muy resumido de las principales contiendas de sus vidas: Tesino, Cannas, Ilipa.

6. Mención especial de la Batalla de Zama.

7. Referencia al encuentro entre Escipión Africano y Aníbal.

juan-antonio-cebrian

juan-antonio-cebrian (Photo credit: jamac4k)

Publio Cornelio Escipión Africano y El Príncipe de Maquiavelo

El post de hoy sigue la senda de temas relacionados con Publio Cornelio Escipión Africano, en concreto hoy exponemos un texto de Maquiavelo de su libro El Príncipe. El capítulo lleva por título: “De la crueldad y la clemencia;y si es mejor ser amado que temido, o ser temido que amado“. Es uno de los pasajes que más me gustan del libro de Maquiavelo y de los más polémicos. Y dice así:

“Paso a las otras cualidades ya cimentadas y declaro que todos los príncipes deben desear ser tenidos por clementes y no por crueles. Y, sin embargo, deben cuidarse de emplear mal esta clemencia, César Borgia era considerado cruel, pese a lo cual fue su crueldad la que impuso el orden en la Romaña, la que logró su unión y la que la volvió a la paz y a la fe. Que, si se examina bien, se verá que Borgia fue mucho más clemente que el pueblo florentino, que para evitar ser tachado de cruel, dejó destruir a Pistoya. Por lo tanto, un príncipe no debe preocuparse porque lo acusen de cruel, siempre y cuando su crueldad tenga por objeto el mantener unidos y fieles a los súbditos; porque con pocos castigos ejemplares será más clemente que aquellos que, por excesiva clemencia, dejan multiplicar los desórdenes, causas de matanzas y saqueos que perjudican a toda una población, mientras que las medidas extremas adoptadas por el príncipe sólo van en contra de uno. Y es sobre todo un príncipe nuevo el que no debe evitar los actos de crueldad, pues toda nueva dominación trae consigo infinidad de peligros. Así se explica que Virgilio ponga en boca de Dido:

“Res dura et regni novitas me talia cogunt
Moliri, et late fines custode tueri”.

Sigue leyendo

Encuentro entre Publio Cornelio Escipión Africano y Aníbal

El post que nos ocupa hoy se centra en una curiosa anécdota: “El encuentro entre Escipión y Aníbal”. Es difícil imaginar lo que debió ser esa charla entre dos enemigos en el campo de batalla pero que se profesaban afecto al reconocer en el otro un rival digno de su genio militar. Los grandes en todos los órdenes de la vida necesitan y han necesitado un némesis, un antagonista, un contrario que sea casi tan bueno como ellos para que su genio y su grandeza reluzca más.

La anécdotas nos ha llegado por dos fuentes distintas, al menos son las que yo conozco, por Tito Livio y por Apiano Alejandrino. Como no son muy extensas expondré ambas versiones. Sólo indicar que ya habían dialogado antes en Zama (ya nos referiremos en post próximos a este encuentro) y que  el valor de éste radica en que ambos ya habían dado lo mejor y se encontraban al final de sus vidas, mientras que en Zama estaban en plenitud de sus facultades, vigor, energía, capacidad, poder…ahora en se encuentran con la sabiduría, templanza y sosiego que da la experiencia pero también con la sensación que lo que podían hacer ya pasó. Dicho esto, pasemos a conocer la anécdota de la mano de los clásicos.

Corresponde este encuentro al de Zama

Sigue leyendo

Publio Cornelio Escipión Africano y Francisco de Quevedo

Don Francisco Gómez de Quevedo Villegas y Santibáñez Cevallos o más conocido como Francisco de Quevedo es uno de nuestro más insignes literatos. Lo traemos a nuestro blog porque dedicó un soneto a Publio Cornelio Escipión Africano.

Su composición dice así:

Faltar pudo a Scipión Roma opulenta;
mas a Roma Scipión faltar no pudo;
sea blasón de su invidia, que mi escudo,
que del mundo triunfó, cede a su afrenta.

Si el mérito africano la amedrenta,
de hazañas y laureles me desnudo;
muera en destierro en este baño rudo,
y Roma de mi ultraje esté contenta.

Que no escarmiente alguno en mí, quisiera,
viendo la ofensa que me da por pago,
porque no falte quien servirla quiera.

Nadie llore mi ruina ni mi estrago,
pues será a mi ceniza, cuando muera,
epitafio Anibal, urna Cartago.

Sigue leyendo