Errata “Africanus: el hijo del cónsul”

En mi biblioteca no tengo muchas joyas literarias. Teniendo en cuenta que por joya considero que es tener primeras ediciones de libros antiguos o raros, facsímiles, incunables…

Puede que con el tiempo se convierta en joya la primera edición de un libro que adquirí en 2006 de un autor desconocido para mí y de una editorial de la que no había escuchado nunca. El libro era: “Africanus: el hijo del cónsul“, su autor era: “Santiago Posteguillo” y la editorial: “Velecío Editores“. Aún recuerdo la tarde que entré en la Casa del Libro y me dio por bichear y como por casualidad me encontré con un libro que me llamó muchísimo la atención: por su grosos, por el tema, por el personaje, por el título, por el autor…desde que mis manos se posaron en el libro supe que no me defraudaría.

Hace poco limpiando mis estanterías volví a coger con añoranza mi querido libro y comprobé que esa primera edición de una editorial minoritaria era una obra más cuidada estéticamente que las posteriores de Ediciones B. Seguro que la vida le ha ido mucho mejor económicamente a Santiago con el cambio de editorial y todos los electores hemos ganado con la magnífica distribución, publicidad y apoyo de una de las editoriales más importantes de nuestro país pero no se respira esa magia…

Cuento todo esto debido a una deliciosa errata que encontré al inicio del libro y que a continuación os muestro. Deliciosa errata ya que me ha permitido releer un libro muy querido para mí, deliciosa errata que me ha permito volver a revivir momentos buenísimos, deliciosa errata que me ha permitido darme cuenta de que ese maravilloso libro con ese error es aún más valioso.

Africanus, el hijo del cónsul. Santiago Posteguillo. 1 edición Velecío Editores

La errata está en la página 19, al inicio del Libro I “Una frágil paz“. Nos quedamos sin ver los elefantes cruzando el estrecho.

Datos del libro:

ISBN 13: 978-84-933530-9-4

ISBN 10: 84-933530-9-4
Título: Africanus : el hijo del cónsul
Autor/es: Posteguillo Gómez, Santiago
Lengua de publicación: Castellano
Edición: 1ª ed., 1ª imp.
Fecha Edición: 05/2006
Publicación: Velecio Editores, S.L
Descripción: 576 p. il. 24×17 cm
Encuadernación: cart.
Materia/s: F – Ficción Y Temas Afines1DSE – España2ADS – Español / Castellano
Precio: 21,64 Euros
Anuncios

El nombre romano (III): El triple nombre (III)

Continuamos con nuestra tercera entrega dedicada al nombre en roma y la tercera también dedicada al triple nombre. Para ver la primera entrega click aquí y para ver la segunda click aquí.

Italiano: Albero genealogico della familia rom...

Árbol genealógico del la familia romana con cognomen “Marcelo”. (Photo credit: Wikipedia)

Hoy nos centramos en el nomen y el cognomen. Con ello terminamos el esquema de: praenomen + nomen +  cognomen. Posteriormente veremos algunas excepciones y el nombre en las mujeres, esclavos y libertos.

B) El nomen

El nomen, no es lo que conocemos como nombre propio, sería el equivalente a nuestro apellido. El nomen tiene mucha importancia. El hijo lo heredaba, como ocurre hoy con el primer apellido del padre, pero con la diferencia de que los hijos romanos no tenían capacidad de elegir y hoy sí es posible alterarlos y que sea el apellido de la madre el primero.

Sigue leyendo

El nombre en Roma II: El triple nombre (II)

Continuamos con la segunda parte del triple nombre. Nos centraremos en el praenomen, en el nomen y en el cognomen. Para ver el posts anterior click aquí. En la entrada anterior dijimos que se cumple el esquema praenomen + nomen + cognomen que es similar a nombre + apellido + apodo. Debido a que me queda la entrada un poco larga, voy a tener que acortar esta entrada y centrarme sólo en el praenomen. En entradas posteriores continuaremos con el nomen y cognomen, en otras con la adicción de nombres y finalmente con los nombres de las mujeres, esclavos y libertos.

Tombstone of the brothers Gaius and Lucius Cor...

A) El praenomen

Dijimos que el praenomen es similar a nuestro nombre.  Es curioso comprobar como el número de praenomina es muy bajo, si lo comparamos con la actualidad.

Casi podemos recopilar y exponer la mayoría, incluyendo usuales y no usuales:  Agrippa, Aulus (A, AV o AVL), Appius (Ap), Ceso (K), Cneus o Gneus (Cn), Décimo (D), Faustus, Gaius o Caius (C), Hostus, Lucius (L), Marcus (M), Manius (M´), Mamercus (Mam), Mettio, Nonius, Numerius (N), Octavius, Opiter, Paullus, Postumus (Post), Proculus (Pro), Primus, Publius (P), Quartus,  Quintus (Q), Sertor, Secundus, Septimus,  Servius (Ser), Sexto (S, SEXT o SEXO), Spurius (Sp), Statius, Tertius, Titus (T), Tiberius (Ti), Tullus, Vibius (V), Vollesus, Vopiscus.

Sigue leyendo

El nombre en Roma I: El triple nombre (I)

Antes quisiera felicitar a Don Enrique por publicar el post número 200 del blog. Y agradecer a todos esta conquista.

La entrada de hoy trata del nombre en Roma. Nos basamos en el libro “La vida privada de los romanos” de Harold Whetstone Johnston.

1. El nombre triple o tria nomina

Una de las cosas más curiosas cuando estudiamos latín, leemos algún texto antiguo o vemos una película o serie (bien hecha) sobre Roma es comprobar que sus protagonistas cuentan con 3 nombres (algunos tienen incluso más pero nos meteremos posteriormente con esto), ejemplo, Cayo Julio César (Caius Julius Caesar) o Marco Tulio Cicerón (Marcus Tullius Cicero).

Marcus Tullius Cicero, by Bertel Thorvaldsen a...

Tenemos que aclarar que esto es así, principalmente en la República. Ya que en los primeros tiempos de Roma los nombres se nos muestran de una forma más simple, ya sea de una manera individual véase: Romulus, Remus, Faustulus…, o de una manera doble, véase: Numa Pompilio, Anco Marcio, Tulio Hostilio…En el Imperio (no en los primero momentos) la confusión con los nombres fue grande. Por lo tanto, con sus matices, lo que vamos a exponer es aplicable a la República.

Y ni que decir tiene que esto es aplicable a los romanos.

¿Por qué 3 nombres o tria nomina?

Sigue leyendo

Libros: El arte de la guerra de Sun Tzu

En no pocas ocasiones he leído dos libros a la vez, pero desde hace poco tiempo me he propuesto una pequeña experiencia que es la de leerme varios libros a la vez, exactamente: El Principe de Maquiavelo, La Vida de los Doce Césares de Suetonio, El arte de la Guerra de Sun Tzu y la Iliada de Homero ¡A ver lo que tardo en completarlo!

La razón de leerlos a la vez es que son libros que tienen para mí cierta enjundia y sustancia, y más que alimentarme de ellos deseo padalearlos. El leerlos así me permite no correr en exceso y poder reflexionar sobre determinadas partes.

La otra vertiente malévola es que me permite traer aquí las anécdotas que me parezcan más aprovechables o interesantes.

Hoy hago la primera referencia con El arte de la guerra de Sun Tzu. En su capítulo I habla sobre la evalución.

El Arte de la Guerra

El Arte de la Guerra (Photo credit: The Photomaton)

Lo más interesante para mí de este libro es que siendo un tratado militar cuando lo lees descubres, al menos en mi caso, que es un manual de filosofía o de autoayuda. Es un libro aplicable a muchos órdenes de la vida: desde el mundo de la empresa, tus relaciones con los demás, el mundo académico, conocerte a ti mismo…Hay muchos consejos que son perfectamente extrapolables y de una vigencia absoluta.

En este primer capítulo se habla de la evaluación que todo general tiene que hacer antes de entrar en conflicto. Lo primero que nos dice es que la guerra no es una cuestión baladí para un estado y que debe valorarse con meticulosidad por las implicaciones que ésta tiene.

Lo que más me llama la atención en este capítulo es:

Sigue leyendo

De la Clemencia por Lucio Anneo Séneca

Gracias a un gran comentario de Pablo en un post sobre Maquiavelo, me llevó a rebuscar si tenía De la Clemencia ( De Clementia) de su admirado y muy bien ponderado por mí Lucio Anneo Séneca, y ¡sí lo tenía!

A continuación os dejo con el texto completo, en breve colgaré otros del mismo autor y de otros ya que son útiles y breves. También intentaré en el futuro hacer comentarios sobre los aspectos más interesantes de este tipo de lecturas que cuelgue y de otras que me haya leído.
Sigue leyendo

Vida de Publio Cornelio Escipión Africano en pocas palabras

Después de unas entradas que o no eran de romanos o no eran de Escipión Africano, hoy volvemos a los romanos y a Scipio. También quiero aprovechar para dedicárselo a El Conde a modo de petición de perdón por la Titina.  En el post de hoy traigo un texto de Sexto Aurelio Victor de su libro Los hombres ilustres de Roma o De Viris Illustribus Romae. En su capítulo 49 nos resume la vida de Publio Cornelio Escipión Africano de una manera muy amena y sintética ¡Quién da más por menos!:

“Se creía que Publio Cornelio Escipión Africano conocido por su valor militar, era hijo de Júpiter: de hecho, antes de su concepción, una serpiente apareció en la cama de su madre, y un reptil con el que estaba ceñido él, cuando era un niño pequeño no le hizo ningún daño. Cuando iba en mitad de la noche al Capitolio, nunca los perros le ladraban. Pasó mucho tiempo rezando en el templo de Júpiter, como si fuese a recoger la inspiración divina.

Victoriosa batalla contra Carthago 

A los dieciocho años, salvó a su padre en Ticino con valor único.  Cuando el desastre de Cannes, con su sola autoridad evitó que  nobles jóvenes desertasen. Dirigió a Canusium a los sobrevivientes de manera segura a través de los enemigos que pasaba. A los veinticuatro años, fue enviado a Hispania como pretor, tomó Cartago Nova a su llegada . Los defendidos le trajeron una virgen, tan hermosa que la rodeaba para admirarla, y se lo dijo al padre de. Luchó en Hispania contra Asdrúbal y Magón, los hermanos de  Hannibal. Él hizo un pacto de amistad con Sifax, rey de los moros. Recibió su alianza Massinissa. Casa renta victorioso, fue nombrado cónsul antes de la edad legal y aprobó una flota de África, con el consentimiento de su colega. En una noche, destruyó el campamento de Asdrúbal y Syphax14 Aplastó Hannibal, llamado de Italia. Impuso su ley derrotó a los cartagineses.

Guerra Siria 

Era legado de su hermano durante la guerra de Antíoco, hicieron prisionero al hijo de éste y se hizo sin pedir rescate.

Disfavor popular 

Acusado de extorsión por parte de la tribuna de la plebe Acreus Petillius rompió ante la gente el libro de cuentas: “en aquel tiempo, dijo, me conquisté Cartago. Por lo tanto, una buena cosa pueden hacer, ir al Capitolio y dar gracias a los dioses!”. Se exilió voluntariamente: se pasó el resto de su vida . Al morir, le pidió a su esposa que no llevar su cuerpo a Roma“.

Publio Cornelio Escipión Africano Maior

Publio Cornelio Escipión Africano Maior (Photo credit: JF Sebastian)

NOTA: Es una traducción bastante libre, ya que lo he conseguido de fragmentos en latín, francés e inglés. Ninguno de ellos enteros. Por ello, si alguien encuentra el texto en español o una mejor traducción, estaré encantado en rectificar o modificar lo expuesto.

NOTA: Gracias a Enrique por su corrección al título.