Nikkei Bar Sevilla


Lo primero es pedir disculpas a la Señorita Iris, a Don Conde y a Don Pablo por todo lo que esperaron, porque aguantar más de una hora larga, muy larga para cenar en torno a las 12 de la noche es digno de pretorianos o de lictores . También quisiera darles las gracias por su buen humor, por su buen hacer, por su comprensión, por su paciencia, por su compañía, por sus risas, por sus chistes y por los buenos momentos.

Hecho este pequeño homenaje a mis acompañantes me dispongo a contar mi experiencia en Nikkei Bar del sábado 23 de febrero de 2013.

Logo Nikkei Bar

¿De quién es y qué es Nikkei Bar?

Es propiedad del “Equipo MpuntoR“, que ya tienen el “aclamado y refrescanteBar Antojo y la abacería La Niña Bonita. Su leitmotiv es “Distintas ofertas, distintos espacios, pero una sola filosofía. Dinamismo, frescura e informalidad para que te sientas como uno más de nuestro equipo“.

Según anuncian en su web Nikkei Bar es: “Un local completamente reformado con una decoración un tanto peculiar. Varios ambientes entre los que podrás elegir sentarte en la “barra cocina”, cerca de los fogones y con los productos a la vista; o en el patio interior con un techo traslúcido por donde entra la luz exterior.

Con la Cocina Nikkei podrás probar los conocidos Ceviches y Niguiris, además de diversas tapas y platos peruanos. Un servicio dinámico, simpático y fresco: la combinación perfecta“.
Lo fácil es definir a Nikkei Bar como un restaurante fusión entre lo japonés y lo peruano, pero yo discrepo ya que parece introducir un matiz de novedad o como que se han forzado dos elementos contrapuestos. Discrepo ya que como bien decía mi amigo Don Pablo: “¿Dónde hay aquí un cocinero japonés?” y sobretodo porque las raíces de inmigrantes japoneses en Perú son amplias y conocidas, tan solo hay que recordar que tuvieron como presidente a Alberto Fujimori cuyo apellido y presencia física no es muy andina. Para mí Nikkei Bar es un restaurante que sirve la comida propia de los inmigrantes japoneses en Perú. Donde os japoneses aportan a la cocina criolla sus técnicas culinarias e ingredientes. A esta cocina se le denomina Nikkei. Como ocurre con nuestra comida tradicional con la que muchos restaurantes la han actualizado. NikKei Bar hace los mismo la actualiza e innova.

¿Por qué ese nombre?

Como explican en la carta:

Razón del nombre

¿Dónde está?

Es un restaurante que se encuentra en Sevilla, en la calle Calatrava número 34.

Nikkei Bar localización

Tiene un situación muy buena. En una calle que conecta la calle Torneo y el Puente de la Barqueta con la Alameda de Hércules. La única crítica es que si va ex profeso al restaurante en coche es difícil aparcar. Es mejor ir en transporte público o si vas a pasar el día en la Alameda pasarte andando.

¿Horario?

Mediodía: 13:00 a 16:30 Noches: 20:30 a 1:00 Cerrado Martes y Miércoles al mediodía.

Nos comentaron los camareros que debido al enorme éxito que están teniendo la mejor hora es acudir al mediodía o por la noche sobre las 21 horas.

¿Teléfono?

620 824 717

¿Decoración y distribución?

Similar a la del Bar Antojo: Maderas, ladrillos, estilo rustic-chic. Platos de duralex como los de nuestras abuelas. Cuadros de esos de manchurrones de colores que llaman arte. En definitiva, un ambiente moderno y retro muy acogedor. Muy curioso y simpático el uso de puertas de ventanas para anunciar la comida, la lista de espera, recomendaciones…

El restaurante se divide en dos grandes partes:

1. La zona de mesas que está al fondo. Como se aprecia en la foto superior. Hay unas 12 mesas. No es muy grande pero es cómodo y agradable.

2. Una barra enorme que va desde que casi entras hasta casi la zona de mesas. Es una barra bonita y funcional en la que puedes tomarte una copa o directamente picar o cenar. El calificativo de cómoda no se lo doy ya que el trajín de gente que sale y que entra molesta un poco a los que pasan y a los que están sentado. Pero comer en la barra tiene dos valores añadidos: 1. Ves como preparan las cosas (aquí no hay truco ni cartón) en directo, como se maneja una cocina, las calidades de los productos… y 2. puedes cenar sin tener que esperar a que te den mesa.

Los baños no son muy grandes pero son limpios y coquetos.

¿La carta?

Para acceder a la carta haz click aquí.

La carta se divide en las siguientes partes:

1. Ensaladas: Por 7 euros. Excelente relación calidad-cantidad-precio. Creo que es un imprescindible.

2. Nigiri: Sobre 3,5 euros el plato con 2 niguiris y por 6,5 euros tienen un surtido de 4 nigiris. No son nigiris al uso son de solomillo de buey, de magret de pato, de setas shitake o de huevo de codorniz. Quizá dos pelines caro. Excelente calidad y originalidad pero el precio no acompaña. Creo que un euro se podía bajar o bien el surtido que fuese más amplio.

3. Wok: Por unos 9 euros. Excelente relación calidad-cantidad-precio. Otro imprescindible.

4. Tapas/Platos: Una gran variedad de propuestas: Ceviches, carnes, patatas, huevos, pescados…uno de los puntos fuertes de Nikkei como Antojo. mejor pedir tapas que platos. Tapas de una calidad y originalidad enorme por unos precios insuperables.

5. Postres: Tartas y sorbetes.

¿Sensaciones al entrar?

Lo primero que sentí es que estaba en un sitio moderno, diferente y muy, muy internacional tanto por la cocina como por la clientela. La segunda  impresión es fijarte lo angosto que es y ¡cuánta gente hay!. Al hablar con los camareros te das cuenta que son amables pero que van a 1000 por hora debido al trabajo que tienen. Son un grupo muy joven, amable y muy trabajadores. La compenetración entre la cocina y la velocidad a la que trabaja es digna de admirarse. Se respira un buen ambiente de trabajo y se contagia al cliente.

Al contrario que en otros sitios (ver crítica PuroCentro) aquí tienen claro a quién se dirigen. Tienen una gran idea, un magnífico producto, un personal competente y un precio competitivo. Se pueden mejorar cosas ¡Claro! pero ya tienen un producto muy pulido, ya tienen un producto redondo.

¿Qué comimos?

Entramos, como hemos dicho, casi a las 12 de la noche a comer, con bastante hambre. No tardamos mucho en decidir que pedir ya que  habíamos visto la carta y habíamos estado atento a lo que iba saliendo por la cocina. Fueron bastante atentos y no nos metieron prisas por las horas ni por que se cerrase la cocina. Nos pidieron varias veces disculpas por la tardanza.

También hay que señalar que los platos salen muy rápidos. Con una presentación excelente y con unos menajes bonitos y funcionales.

Sin más dilación vamos a contra que pedimos para compartir entre 4:

1. Ensalada con sashimi de salmón y picatostes y vinagreta de soja, lima, aceite de oliva y gengibre por 7 euros: Plato excelente y redondo. Muy bien integrado. Calidad muy buena, cantidad más que adecuado para compartir, la vinagreta en su justa medida…Plato imprescindible. Plato que te prepara muy bien el estómago para todo lo que venía.

2. Surtido de Nigiris (4 nigiris: solomillo de buey, magret de pato, setas shitake y huevo de codorniz acompañados de wasabi, cebolla confitada y mostaza antigua) por 6,50 euros: Plato de un sabor y originalidad a prueba de bombas. Falla, en mi opinión, por dos lados: 1. el precio, que me parece un poco caro y 2. la cantidad, que me parece un poco escasa. Cada uno probó uno. Y la respuesta fue unánime ummmmmmmmmmmm. Yo di buena cuenta del de buey.

3. Tapa de Ceviche de pescado con leche de tigre por 3,50 euros: Otro imprescindible ¡Qué sabor! Pide tapa ya que es bastante grande. Un plato que no suele verse por estos lares. Un plato típico peruano y que hay que probar sí o sí. El pescado muy suave y fácil de comer.

4. Wok noodles por 9 euros: Estaba compuesto por pollo, soja, tomates cherry, cebolla, zanahoria y pakschoy. Otro plato imprescindible por lo redondo que es. Calidad, cantidad y precio. Los noodles muy sueltos. Los sabores se mezclaban perfectamente. Un plato muy fácil de comer, ligero y que nos encantó.

5. Tapa Pachamanca a la olla con pato confitado por 3,5 euros: Otra tapa que nos encantó. Otro de esos platos sorprendentes y peruanos. A mí me supo a pringá pero más suave. Un plato adictivo. Servido en una especia de ollita muy original.

6. Postres: 3 sorbetes de maracuyá con espuma de pisco sour y frutos del bosque por 4 euros cada uno. Una experiencia de sabores servidos en un vaso de cristal. Un comensal lo calificó de orgasmático. Pues eso, que estaba muy bueno.

7. Bebidas: 1 Agua Solán de Cabras botella 500 ml cristal (me encanta esta marca y la botella) por 1, 60 euros, 2 pepsi (no hay coca-cola y yo lo agradezco) por 2 euros y un tinto de verano por 2 euros.

8. Como fin de cena tuvieron el detalle de invitarnos a unos pacharanes, pedirnos de nuevo disculpas por la tardanza y charlar con nosotros sobre la marcha del negocio, la acogida del negocio, las mejores horas para ir y hacernos prometer que volveríamos.

Factura: 12 euros por persona.

¿Lo peor?

Dos son las cosas malas que nos sucedieron:

1. Una de las cosas malas no es controlable por Nikkei Bar: Esperar mucho, mucho para comer“. No tienen culpa que la gente acuda en tropel o  que la gente esté tan a gusto que no se vayan. Por lo que más que un  punto negativo es una advertencia a futuros clientes: “Id temprano o cuando quieras pero sin prisas”. Se mitiga este punto malo con el buen trato de los camareros y con la posibilidad de poder comer en la barra.

2. La otra cosa mala y esta sí es controlable por Nikkei Bar: “El tratamiento del vino“. Las copas de vino son un pelín carillas, bien es verdad que son generosos en el llenado pero creo que en un país con tanta tradición vitivinícola con unos caldos tan cuidados y que pueden conseguirse a unos precios tan competitivos que las copas de vinos joven cuesten más de un 1,5 € no es una buena estrategia ni para restauradores ni para bodegueros. Unos 3 euros la copa me parece un poco excesivo. Tampoco es que un refresco 2 euros sea una ganga.

Recomendación

Lo recomiendo sin duda. Tanto para comer o cenar como para tomar una tapa y seguir tu ruta. Nikkei Bar es un sitio redondo con el mismo sello que Bar Antojo para lo bueno. Precio excelente para la gran calidad, variedad y cantidad que ofrecen.

Sitio para pasar un buen rato con amigos como para pasar una velada con tu pareja o con la persona a la que quieras conquistar.

Espero que con el tiempo sigan poniendo la misma pasión y que no decaigan.

Anuncios

5 Respuestas a “Nikkei Bar Sevilla

  1. Apuntado queda! Cuanto menos curioso la mezcla entre dos países tan distintos. Muy bien explicado todo y muy claro.

  2. El tema es que si se va en fin de semana hay que ir con MUCHO tiempo. Por cierto, no se me ocurre ninguna palabra castellana que se refiera al español fuera de España. “Emigrante” no concreta la nacionalidad, como sí ocurre con “Nikkei”…

  3. Pingback: La Azotea | Publius Cornelius Scipio Africanus

Si has llegado leyendo hasta aquí ¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s