Purocentro


El sábado día 26 de enero de 2012 tuve la ocasión de acudir a PuroCentro. Local al que acudí y que conocí gracias a una oferta de Groupon.

Purocentro logo

¿Qué es PuroCentro? Según anuncian es “Una fusión de diseño actual en un espacio arquitectónico andaluz del principio del siglo XX. Puro Centro es la simbiosis perfecta entre Art Gallery y Food Lounge Bar. Nuestros clientes tendrán a su disposición una selección de nuestra mejor cocina asiática y productos gourmet, así como una larga lista de vinos por copa, espirituosos Premium y Cocktails individualizados. Un espacio cultural donde el Arte se puede expresar sus diferentes estilos, pintura, escultura, moda, joyería y mobiliario del propio local que el cliente podrá adquirir cualquiera de las piezas expuestas“.

¿Dónde está PuroCentro?

En la calle Murillo 6 de Sevilla.

PuroCentro localización

Según se entra en la calle Murillo se intuye que es un sitio precioso, en cuanto entras las sospechas se confirman ¡Estás en un sitio diferente!

La primera impresión que da PuroCentro es la de un sitio  fastuoso, con clase, precioso, pero también es lejano, poco acogedor, con poco calor humano y un tanto artificial. Esto se reafirma con la actitud de las camareras. Nos encontramos con unas bellísimas señoritas, vestidas de una manera elegantísima pero con cierto desdén en el trato, con poca cercanía y atención. Casi tienes la sensación de que las molestas si les preguntas o les pides algo. Todo esto se mitiga, en parte, con las atenciones y servicio del personal masculino. Son la némesis de las camareras: cercanos, amables, educados, serviciales…pero sin excesos y alharacas.

La estética del local es bestial, es tan espectacular que casi intimida al cliente, el juego de luces, los colores, las mesas, los muebles, las lámparas…Sientes que estás en un palacio fastuoso propiedad de un aristócrata bon vivant cuyo fin vital es una fiesta decadente sin fin. Enhorabuena para el decorador ya que ha conseguido un espacio que es un espectáculo para los sentidos, de lo más original  en Sevilla. Esto es el punto fuerte de PuroCentro, una estética que invita a tomarte varias copas con amigos y olvidarte del tiempo. Lo  malo es que se ve y se siente todo muy frío para comer.

En cuanto al local es una casona de estilo andaluz de las del centro de toda la vida.  Consta de dos plantas de un tamaño medio. En la planta de abajo hay 3 espacios: 1. Una larga y agradable barra para tomar una copa charlando, 2. unas mesas con butacones para tomar un café y 3. otras mesas que hacen las veces de restaurante, esta zona de comida tiene una capacidad para unos 20 comensales. Gracias a una inmensa escalera o un oportuno ascensor podemos acceder a la planta alta, un espacio muy agradable con mesitas y sofás que está destinada a copas.

Vayamos con la velada. La cosa empezó regular ya que al entrar nadie te recibe. Cuando preguntas en la barra, porque hay que preguntar ya que si te ven parado nadie te dice nada, te dicen que esperes a que llegue el maitre. Sin más explicación y 5 minutos  de interminable espera de pie, nos preguntan si ya hemos sido atendidos, al decir que no nos llevan a la zona de comedor. Antes de sentarnos nos preguntan si habíamos reservados y si veníamos con Groupon. Cuando entramos vemos que hay una zona acondicionada y reservada para los “groupones”, fuimos tres las parejas las que fuimos convocadas por este procedimiento. La decoración de las mesas es sobria pero elegante. Ni falta,  ni sobra espacio, es cómodo, elegante y funcional. El menaje está muy acorde con el estilo del sitio.

Comedor

 La oferta consistía en una cena para 2 personas por 35 €, en la que se incluía:

– 2 bebidas: Nosotros escogimos refrescos. Creo que también daban la posibilidad de elegir cerveza, agua o vino. No elegimos nada con alcohol ya que a los señores de la Guardia Civil no permiten excesos por la noche.

–  1 ensalada para compartir: La ensalada que nos ofrecieron era la “PuroCentro“. Una de las sorpresas de la noche. Muy rica, vistosa, original y una cantidad más que aceptable. Los ingredientes de la misma son: lechuga, achicoria, crujiente de espinacas, queso de cabra, trocitos de langostinos y anacardos y un aliño que no fuimos capaces de descubrir pero que estaba bueno. Como crítica un poco menos de aliño le habría favorecido al plato ya que le come protagonismo al resto de sabores.

– 1 variado de nigiris y makis para compartir: Exactamente 12 piezas en total. 6 nigiris y 6 makis. Combinando salmón, atún y pez mantequilla. Muy buenos, muy bien presentados, de calidad excepcional y muy sabrosos. Como crítica diría que es un plato muy pequeño especialmente en el caso de los maki. Para un fan, como yo, del wasabi tengo que decir que éste era muy, muy suave y que se echaba en falta un poco más de jenjibre. Aquí se produjo el segundo problema de la noche, nosotros no nos quejamos en el local pero en la oferta especificaban que eran 22 las piezas de sushi y no 12. Esta fue la principal razón para ir al sitio. Cuando reservamos nos lo dijeron y no quisimos cambiar. Una mesa al lado de la nuestra no fue avisada y sí que protestó  y con razón. El comentario de la noche corrió a cargo del camarero ya que les respondió que las 22 piezas son un error ya que es una bestialidad de cantidad. Con el tamaño que tiene su sushi y en una cena sin platos consistentes 22 piezas no es que sea una bestialidad es que es una necesidad.

– 1 pan para compartir: Nosotros elegimos el pan con tomate, carne mechada, torta del casar, un poco de sal maldon y un chorreón de aceite de oliva. Un plato redondo, perfecto, sin mácula. Calidad excelente, cantidad suficiente, presentación óptima, los sabores ensamblan de una manera inigualable.

– 1 porción de tarta de la casa para compartir: La tarta era de caramelo con cobertura de chocolate y base de galleta. Acompañada de un poco de nata con trozos de almendras y servida en un plato de estilo retro. En mi opinión, el peor plato de la noche por lo poco imaginativo e insípido.

Todo servido bastante rápido, suelo tardar no menos de 90 minutos y en 50 minutos todo despachado. Cuando ceno fuera no sólo quiero comer.

– 2 copas: Una de las mejores partes de la noche ya que te permiten que te lo tomes en la planta de arriba o abajo y puedes elegir primerísimas marcas. Nosotros elegimos ir arriba y sentarnos en unas sillas junto a una mesita que eran muy cómodas y acogedor. Nos tomamos un gintonic, que me cuentan que no estaba muy allá, y un Jack Daniel’s que si estaba bastante bien aunque Don Marcelo los hace mucho mejor.

Para ver la carta haz click aquí. No nos fijamos en los precios de la carta y sí en el hecho de que estaba enrollada cual pergamino dentro de una botella ¡Muy original! En la botella estaba la carta de vinos, tampoco pude fijarme en ella en exceso. Sólo señalar que tenían un rioja que me parece excelente, Marqués de Vargas, vino que no veo en la carta online.

Para ver la carta de vinos haz click aquí. Vinos jóvenes, distintos, atractivos y diferentes. Quizá una bodega un tanto escasa y demasiados tintos para una carta a la que le van más los blancos y rosados.

En la oferta se nos decía que nos hacían un 50% del descuento, por lo que si pagamos 35 €, esta cena costaría 70 €. En mi opinión, 40-50 euros es un precio más que razonable por una cena como esta. Me cuesta pensar como justificar 70 €. Es el típico sitio, como ocurre con los italianos, en los que te sirven comidas de alto nivel de beneficios para la empresa (platos muy baratos en cuanto a su coste de obtención y elaboración y que se sirven a unos precios infladísimos), no concibo que se cobre en ningún sitio dos dígitos por productos cuya coste es como máximo un 15% del precio final del plato. No hay nada en la cena que justifique esos precios: unas carnes rojas, unos mariscos frescos, un pescado del día, vinos o procedimientos que justifiquen esos precios.

312478_159965130819209_533435845_n

Leo que es un sitio abierto a finales de noviembre de 2012, para ser un sitio con tan poco recorrido y que quiere ser diferente veo estas lagunas:

1. Tienes que dejar claro si quieres ser elitista, cool, exclusivo o cualquiera de esas palabras modernas que quieren justificar que pagues más por todo aquello que rodea a la comida, o quieres que la plebe pueda ir. Si quieres ser elitista ofertas como Groupon sobran ya que desprestigian ese concepto.

2. Si quieres que todos vayan tienes que aprovecharte de los clientes de Groupon ¿Cómo? Tienes que tratarlos como reyes ya que debes fidelizarlos y que sirvan de fuerza comercial con el boca-oído. Si bajas los precios un 50% es para que te sirvan de conejillos de indias y estudies como se comportan, ver que funciona y que no, debes interactuar con ellos para saber cuales son tus puntos fuertes y tus debilidades. Si PuroCentro quiere ser un espacio diferente, una fusión de comida asiática y gourmet, de arte y de copas ¡Véndelo! Nadie me explico lo del arte. Pon a alguien que explique qué sois, cuándo habéis nacido, el por qué de esta idea… Si tu cocina es lo que califiqué como comida de alto nivel de beneficios, justifica a los comensales lo que van a comer, adórnalo, miéntenos, habla con nosotros, sedúcenos, engatúsanos…ya que si simplificamos el concepto de la comida ¿Quién paga 10 o 12 euros por un poco de lechuga y espinacas, condimento, un poco de queso y trozos de langostino (en singular)? ¿Quién paga 15- 20 euros por un poco de arroz hervido y 50-100 gramos de pescado? El comensal tiene que sentir que cada euro está justificado, que la calidad, la elaboración, los ingredientes lo valen.

3. Si la idea es ser elitista, sólo está conseguido vía precio. La calidad no justifica que un gourmet vaya, ni tampoco las atenciones. No hay valor añadido. No se si hay nicho de mercado más allá de esnobs y personas a las que les gusta estar a la última. Y este público no es fiel.

4. El concepto que quieren vender tampoco lo tengo claro ¿Restaurante o un sitio de copas? No me resulta agradable estar cenando y viendo como la gente bebe a 2 metros. Como lugar de copas sí es una gran idea: buena ubicación, sensación de amplitud, ambiente  relajado, música que permite hablar, gente guapa…

Por todo lo anterior, recomiendo PuroCentro como restaurante si vas con la oferta de Groupon o te invitan. En cuanto a sitio de copas si tiene encanto, sí lo veo recomendable y sí le veo futuro.

Anuncios

3 Respuestas a “Purocentro

  1. Pingback: Nikkei Bar Sevilla | Publius Cornelius Scipio Africanus

Si has llegado leyendo hasta aquí ¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s