Publio Cornelio Escipión Africano y Francisco de Quevedo


Don Francisco Gómez de Quevedo Villegas y Santibáñez Cevallos o más conocido como Francisco de Quevedo es uno de nuestro más insignes literatos. Lo traemos a nuestro blog porque dedicó un soneto a Publio Cornelio Escipión Africano.

Su composición dice así:

Faltar pudo a Scipión Roma opulenta;
mas a Roma Scipión faltar no pudo;
sea blasón de su invidia, que mi escudo,
que del mundo triunfó, cede a su afrenta.

Si el mérito africano la amedrenta,
de hazañas y laureles me desnudo;
muera en destierro en este baño rudo,
y Roma de mi ultraje esté contenta.

Que no escarmiente alguno en mí, quisiera,
viendo la ofensa que me da por pago,
porque no falte quien servirla quiera.

Nadie llore mi ruina ni mi estrago,
pues será a mi ceniza, cuando muera,
epitafio Anibal, urna Cartago.

Análisis del soneto a cargo de Marie Roig Miranda:

En el primer cuarteto, la 3ª persona de los 2 primeros versos se sustituye por una primera persona en la que el mismo Escipión opone “mi escudo” que simboliza sus hechos a “su afrenta” que es la actitud de su patria. Las dos palabras están puestas de relieve por su sitio en la rima, y la afrenta que le hace Roma aparece tanto más importante cuanto que rima la palabra con “opulenta” que evoca una posibilidad de recompensa.

En el segundo cuarteto, Escipión se muestra humilde y desea rebajarse para que esté contenta Roma. Tenemos un quiasmo en la construcción en que el humilde Escipión se sitúa en los versos centrales, y Roma en el primero y el último. Las rimas de los versos 5 y 8 indican el presente debido al “mérito” de Escipión: el miedo que tiene Roma a Escipión por la importancia de su papel en África (“amedrenta“) y el futuro querido para ella por Escipión en que ella estará “contenta” y él ultrajado (por ella). Es decir, que ella deberá su superioridad (bajo la forma de contento) a la inferioridad de él (simbolizada por el ultraje); esa relación será la inversa de la del presente en que la superioridad estriba en Escipión (por su “mérito africano“) y la inferioridad en Roma (manifestada por su miedo).

La inversión de las relaciones de superioridad e inferioridad entre Roma y Escipión se debe a la humildad de Escipión que se rebaja, se desnuda, para que Roma no le tema, no se sienta inferior a él. En la medida en que lo dice Escipión en primera persona, podemos preguntarnos si no hay ironía en sus palabras: ¿quién reconocerá la superioridad de una Roma que no es más que desaparición del que le era superior? No se rebela, pues, contra Roma y no quiere servir de ejemplo para que alguien deje de servir a Roma. Es el sentido del primer terceto. Hay una paradoja aquí en el personaje de Escipión: Quevedo lo toma por ejemplo, y él dice (verso 9) que no quiere servir de ejemplo. En efecto, su ejemplo sólo puede tener como consecuencia para los demás el rechazo, el odio a Roma. Y cuando dice que no quiere que “falte quien servirla quiera” (verso 11), corresponden sus palabras con la afirmación del principio: “a Roma Scipión faltar no pudo” (verso 2); Escipión es, pues, un héroe constante.

En el último terceto, sin embargo, vemos que, al lado de su humildad, tiene Escipión el orgullo de su actuación y el último verso recuerda a Aníbal y Cartago. Se establece una jerarquía en los elementos del destino de Escipión: la “ruina“, “el estrago” de su vida actual no son desdichas importantes que haya que llorar. Lo importante es la esencia del personaje, su ser nacido de sus acciones, que seguirá existiendo después de su muerte y así su urna funeraria será inmensa: Cartago vencida. Su cuerpo hecho ceniza disminuirá de volumen, pero cabrá en una urna simbólica mayor que su cuerpo.

Click para ver y/o descargar  el maravilloso estudio de Marie Roig Miranda en el que habla y estudia el soneto dedicado a Publio Cornelio Escipión. Lo inteligente que haya podido decir se basa en el estudio aquí citado.

Anuncios

Si has llegado leyendo hasta aquí ¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s