Upocalypsis Now: 28 Examenes Después (II)


Antes de empezar la segunda parte del capítulo, quiero darle las gracias a mi gran compañera y amiga a la que aún estoy conociendo Alejandra Viso Cestero, por su labor de correctora y por aportar su granito de arena en los dibujos que empezaremos a incorporar en las historias que vayamos publicando. Disfruten de la segunda parte del capítulo.

*********

El gran evento se desarrolló en un bonito salón con grandes ventanales y suavemente iluminado. Las mesas redondas estaban cubiertas por manteles de color claro y adornos florales en el centro.

Como en toda cena, hubo canapés, alcohol, carcajadas y fotografías realizadas por el fotógrafo “oficial” y que ni más ni menos era Tejera.

Tejera era un chico de estatura media, regordete, con barba de tres días y que cuando sonreía le aparecían unos graciosos hoyuelos en sus mejillas que le daban un aspecto de niño bonachón. Lo cierto, es que no sólo era apariencia, Tejera era un alma cándida, precisamente, ese fue su mayor problema en la noche, llevarse bien con todo el mundo.

Entre foto y foto, Tejera se dio cuenta de que aquellas en las que aparecía Fran, éste siempre salía con la cara borrosa. Extrañado, se dirigió hacia su amigo para comentárselo:

                – Pardiez, Fran, tu cara sale borrosa en todas mis fotos- le comento con tono jocoso.

                -Venga ya hombre, desde cuando bebes que me ves tan borroso- respondió Fran.

                – ¡¡Que no!! Mira atontao, esto fijo que es el software que esta tan actualizado que no reconoce una cara con tanta antigüedad como la tuya – Se burló Tejera,  a pesar de que Fran sólo era dos años mayor que él.

En ese instante, un repentino sentimiento de intranquilidad rodeo los pensamientos de Fran por lo que observó en la cámara digital y comprobó que era cierto lo que ocurría en las fotos. Aun así, decidió no darle importancia y seguir practicando sus tácticas de ligoteo.

En una de estás, se dio cuenta de que asombrosamente estaba empezando a tener éxito entre la muchedumbre de niñas. Como nunca había triunfado con las muchachas decidió pedir consulta a su amigo Emilio, un chaval con gafas, moreno, cabeza a medio rapar y con un muy leve, por no decir escaso, parecido a David Beckham.

                – Emilio, ¿Has visto que receptiva está la rubia? ¿Qué opinas? ¿Ataco esta noche o no?-   Preguntó Fran, que se las prometía ya muy felices.

                – Sí, sí lo he visto, la tienes en la palma de la mano aunque antes deberías demostrar cómo te mueves en la pista de baile, para acabar de rendirla a tus pies- respondió.

Así que fue muy decidido a la pista de baile, le hizo una señal al DJ y todos los focos le enfocaron a él. Cuando la música comenzó, Fran sabía que era su momento y empezó a bailar como si el diablo lo hubiese poseído, a la par que todos los de la fiesta coreaban su nombre.

Esto hizo acrecentar su autoestima y decidió tirar su corbata, a la chica rubia, al mismo tiempo que se quitaba el botón de la camisa dejando ver su frondoso pelaje del pecho. La visión de ese signo de masculinidad desató la locura en la rubia que fue rápidamente al lugar donde estaba Fran. Cuando por fin la tuvo delante, le preguntó:

– Rubia, ¿esto cómo se baila?- Mientras  frotaba su cuerpo al de la chica.

– Esto se baila muy muy muy juntos- contestó la rubia mientras aproximaba sus labios a los de Fran, mientras él ya veía como su sueño de triunfador iban a realizarse.

Fran se encontraba en un éxtasis de satisfacción, se había graduado, había demostrado sus dotes bailarinas y su sueño de besar los labios carnosos y húmedos de la rubia se encontraba a escasos centímetros, nada lo podía impedir o eso creía él.

En ese mismo instante se escuchó un grito tan aterrador que hizo que la música se parase y que los focos, que enfocaban la romántica escena, se tornaran al lugar de donde procedía.

Allí se encontraba Enrique, mordiendo, olisqueando y desgarrando cada parte del cuerpo inerte de la camarera que les había estado sirviendo durante toda la cena.

CONTINUARÁ

Anuncios

9 Respuestas a “Upocalypsis Now: 28 Examenes Después (II)

  1. El dibujo lo ha hecho Alejandra y sobre la rubia solo puedo imitar a Antonio Recio: “Ayyyy que pechotes” jajajajajajjajaja

    • Tiene su explicación, realmente lo de pardiez es como algo irónico como si te metieras con Fran (x la edad) y lo de atontao es xq no le iba a poner un insulto, de todas formas todo es muy mejorable.

      Cuando haga el capitulo de GladiaTOR ya veras como la cosa cambia jajajajaja.

  2. Aún tengo que depurar mi estilo jejejej.

    Luis, lo de “pardiez” y “atontao” son licencias creativas que se permite el autor.

  3. Enrique esta faceta tuya no la conocía…así que te reservas las palabras para escribir en blogs en vez de interactuar con seres humanos. Recuerda que todavía hablar es gratis, pero en general me ha gustado.

Si has llegado leyendo hasta aquí ¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s