Arcabuz: Para que luego digan que no inventamos


Hoy presentamos un invento MUY ESPAÑOL y es el arcabuz.

¿Qué es? 

En resumen sería un cañón lo suficientemente reducido como para que lo portase y disparase un solo hombre. Más en detalle es un arma larga de fuego de avancarga, antecesora del mosquete. Consistía en un cañón de hierro montado sobre un madero de aproximadamente 1 metro de longitud. El cañón tenía en su parte posterior un orificio por el que se aplicaba en el momento del disparo una mecha encendida, montada en un brazo con resorte accionado por una palanca o gatillo. El alcance no pasaba de los 50 metros, siendo su distancia exitosa de menos de 25 metros. En definitiva, era un arma letal en las cortas distacias ya que podía perforar armaduras. Otras de sus bondades eran su capacidad intimidatoria al enemigo (estruendo, daños…) y su fácil manejo. 

Importancia

Su importancia radica en que dotó al ejercito español de eficacia y flexibilidad. Eficacia ya que era muy barata, mortífera y fácil de manejar. Se usó desde 1450 hasta el siglo XVII y no solo por el ejercito español pues se popularizó entre todos los países europeos

El arcabuz, usado en combinación con la protección de picas, cambió la forma de hacer la guerra en Europa. En 1525 los españoles, con esta arma, destrozaron a los famosos cuadros de piqueros suizos en Bicoca (Magnífica la recreacíón que hizo Juan Antonio Cebrián en la Rosa de los Vientos). Después le llegó el turno a los caballeros con armadura medievales franceses en Nápoles, durante la Batalla de Pavía, que fueron fácilmente vencidos por los arcabuceros.

¿De dónde viene la palabra?

Arcabuz viene de la palabra francesa arquebuse, ésta de la neerlandesa hakebus y finalmente ésta de la alemana Hakenbüchse (vocablo compuesto por las palabras Haken, gancho o garfio y Büchse, arma de fuego; caja; lata salvo que el Conde diga lo contrario).

 

Os dejo un video que no está mal:

Anuncios

Una respuesta a “Arcabuz: Para que luego digan que no inventamos

  1. Donde se pongan las fasces que se quite el resto. Aunque también tienen su gracia los falconetes (tú me entiendes).

    Me parece también estupendo que recuerdes por aquí a ese gran locutor que fue el Cebri. “¡Fuerza y honor!”

Si has llegado leyendo hasta aquí ¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s