La UPO (I): De las andanzas y reflexiones que la selectividad iluminó


El que suscribe ha terminado hace unos meses en la Universidad Pablo de Olavide (UPO en lo que sigue) la Doble Licenciatura en Derecho y LADE (aunque suene pedante aclaro que son dos y no una que tiene asignaturas de ambas, lo comento porque dos de cada tres caen en el citado error). Inauguro una nueva sección con el fin de analizar mi paso por la misma.

Ingresé en la citada institución en Julio 2003, después de hacer la  Selectividad en Cantillana.

1ª Digresión: La Selectividad

Es el mayor timo que me he encontrado en la vida. Te meten miedo desde que estas en 1º de Bachillerato, te insinuan que es como hacer la Mili, que marcará tu vida, que es casi de titanes sacarla…y resulta que, al menos, 9 de cada 10 la sacan. Pues que quieres que les diga que no es para tanto.

Me parece que es una tontería y que hoy es más una ceremonia solemne que algo útil ¿Por qué? Porque o la selectividad sirve de tamiz y selección (que no lo es porque pasan el 90%) o es una pérdida de recursos y tiempo o la opción que menciono más arriba “una ceremonia solemne o iniciática que marca el inicio de la vida adulta, que marca un punto de inflexión en el ser humano invistiéndole de madurez y mostrándosela al mundo“. Que es una pérdida de tiempo y recursos se ve en que no cambia nada, es decir, aquellos que necesitaban mucha nota para entrar en una carrera se lo tenían que ganar con las notas de bachillerato e intentar no perderlo en Selectividad ya que el caso contrario no era posible (¿es lógico qué alguien con un 7 u 8 de nota de bachillerato saque un 8 o 9 en Selectividad?). Por lo tanto, considero una crueldad someter a una persona a una prueba con la presión de si perdera su plaza en medicina o no. El número de personas y colegios que se moviliza es demasiado grande para lo poco que se decide y ventila. Por lo tanto, mucho ruido y pocas nueces.

Fin 1ª Digresión

Decía que acudí a la UPO en Julio de 2003 una vez que obtuve plaza en la misma y me dirigí para hacer la matrícula. Pero esto es el inicio del próximo.

Anuncios

2 Respuestas a “La UPO (I): De las andanzas y reflexiones que la selectividad iluminó

  1. Creo que en todo esto hay un error de base: la selectividad es el paso previo y necesario para la universidad, que debe ser para todos. La cuestión es que no todo el mundo sirve para estudiar una carrera universitaria, por bello que sea soñarlo. Hay gente que lo de estudiar… como que no. Creo que los sistemas educativos que han seguido a la Transición han cometido el error, sin duda bienintencionado, de eliminar todo resto de elitismo en la universidad reduciendo lamentablemente el nivel de exigencia en lo que se refiere a su acceso.

    La universidad debe estar abierta para todos, sí, porque un país en el que las posibilidades de conocimiento se reservan a unos pocos privilegiados no es un país democrático. El problema es inverso: no todos, atendiendo a las propias capacidades, deberían plantearse la universidad como continuación obligadísima del bachillerato. Y esto, seamos serios, no minusvalora la capacidad de trabajo y valía de la persona.

Si has llegado leyendo hasta aquí ¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s