¿A qué no sabes qué me ha pasado hoy?: Meditaciones de un supermercado


Hace unos días, en el supermercado, estaba en la cola de la caja (que no era poca) y fuí testigo de un mini-enfrentamiento. Una señora se había olvidado de algo y salío a cogerlo dejando su carrito en la propia cola. Al llegar se dio cuenta que no le habían respetado su sitio. La señora fuera de sí comenzó a gritar a todo el mundo.


-¡Yo iba antes que tú!

-Pero se ha ido.

-Pero, mi carrito estaba ahí.

-A mí no me grites.

-¡Qué poca verguenza, por Dios!

-Eres tú la que está gritando. ¿Poca verguenza me dices a mí?

….


Y así, un sinfín de barbaridades que se decían entre desconocidos. Yo salí del supermercado alucinada. Cuando llegué a mi casa lo comenté con mis compañeras. Nada más comentarlo comenzaron a posicionarse.


-Bueno, si había dejado el carrito, deberían haberle guardado el sitio- comentó una.

-Pero si se va sin más… entonces yo llego y dejo el carrito en la cola mientras compro, ¿no?- le rebatió otra.

-Hombre, ¡qué extremista!, se le abría olvidado algo.


Siguieron una conversación, para mí, aún más alucinante. No habían entendido mi indignación. Yo no me sorprendí de que la señora tuviera más cara que espalda, ni de la poca solidaridad de la gente de la cola. Mi asombro fueron las formas, tanto de la señora como de los de la cola. ¿Cómo se puede ir por ahí hablando así a las personas?

Esa señora, si hubiera llegado y amablemente hubiera dicho: -Disculpe, mire, es que he ido a recoger una cosa que se me ha olvidado-, probablemente los demás no hubieran tenido esa reacción. Hubieran accedido a que ella pasara por delante. Y es que, las personas ante las críticas o quejas saltamos inmediatamente a la defensiva, tratamos siempre de caer por lo alto.


Por otro lado, las demás personas, ¿por qué discutir?¿no saben acaso que la mejor forma de salir ganando en una discusión es evitarla?. Si la hubieran dejado desde el principio, esa señora no hubiera sacado la fiera que tiene en ella.


Nunca nos vamos a dar cuenta de la importancia de la comunicación. Ni de lo que podemos llegar a conseguir con un buen uso de ella.


Todo esto me acaba de recordar a un cuento que me contó mi padre hace ya algunos años. Se llama: “El sabio y el Rey”, y decía así:

“Un Rey soñó que había perdido todos los dientes. Después de despertar, mandó llamar a un sabio para que interpretase su sueño.

– ¡Qué desgracia la suya mi señor! – exclamó el sabio – Cada diente caído representa la pérdida de un pariente de vuestra majestad. Y lo triste es que una vez perdidos jamás serán recuperados.
 
– ¡Qué insolencia! – gritó el Rey enfurecido por la mala noticia- ¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡Fuera de aquí! Llamó a sus guardias y les ordenó que le dieran cien latigazos al portador de malos augurios.

Más tarde en el día ordenó que le trajesen a otro sabio y le contó lo que había soñado. Este, después de escuchar al Rey con atención, le dijo:

– ¡Excelso señor! Gran felicidad os ha sido reservada. El sueño significa que sobrevivirás a todos vuestros parientes. Además que a pesar de la pérdida de ellos llegarán otros a tu vida.

Se iluminó el semblante del Rey con una gran sonrisa y ordenó que le dieran cien monedas de oro. Cuando éste salía del Palacio, el primer sabio enterado de la suerte de este otro le dijo admirado:

– ¡No es posible! La interpretación que habéis hecho de los sueños es basicamente la misma que la mia, dijo el primer Sabio, solo lo que lo has explicado diferente. No entiendo porque a mi me pagó con cien latigazos y a ti con cien monedas de oro.

– Recuerda bien amigo mío – respondió el segundo Sabio – que todo depende de la forma en que digas las cosas… “

Anuncios

Si has llegado leyendo hasta aquí ¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s