P. C. SCIPIO AFRICANUS (I): LA BATALLA DE ZAMA


Hoy 3 de Diciembre, pero del 183 a.C. murió en Villa de Liternum en Campania PUBLIUS CORNELIUS SCIPIO AFRICANUS y es por ello que vamos a realizar la primera entrega dedicada a nuestro general y nada mejor que dedicarlo al momento de mayor gloria para él, para la Legión y para Roma, efectivamente (había destripado la emoción en el título) se trata de la “Batalla de Zama” que tuvo lugar el 19 de octubre del 202 a.C.

1. DATOS INICIALES

Fecha: El 19 de octubre de 202 a.C.
Emplazamiento: Zama próximo a Cartago (actual Túnez) Hoy es una ciudad de Túnez en la Gobernación Siliana, en la delegación de Siliana Norte a uns 11 km del centre de Siliana.
Contexto: II Guerra Púnica
Ganador: Roma (puso fin a la II Guerra Punica)

Para ver más sobre la localización: http://www.jeunestunisiens.com/lire_article.php?id_news=43&id_rub=4

2. LOS EQUIPOS

2.1. REPÚBLICA ROMANA + REINO DE NUMIDIA

General: P. C. SCIPIO AFRICANUS

Jefe de la Caballería Númida: Masinisa, Rey de Numidia. Trajo sus propios jinetes.

Jefe de la Caballería Romana: Cayo Lelio

2.2. REPÚBLICA CARTAGINESA

General: Aníbal Barca 

Jefe de la Caballería Númida leales a Cartago: Maharbal, mano derecha de Anibal.

Jefe de la Caballería Númida: Tiqueo, militar númida leal a Sífax y contrario a Masinisa. Aliado en la contienda.

3. FUERZAS

En cuanto a la proporción del ejército romano es la siguiente:

                        EJÉRCITO ROMANO TOTAL
Infantes Hastati 14.000
Princeps 12.000
Triarii 8.000 34.000
Jinetes Romanos 2.700
Númidas 6.000 8.700

En cuanto a la proporción del ejército cartagines es la siguiente:

EJÉRCITO CARTAGINÉS TOTAL
Infantes Mercenarios 12.000
Ciudadanos 10.000
Veteranos 15.000 37.000
Jinetes Cartaginesa 1.000
Númidas 2.000 3.000
Elefantes 80 80

Conclusiones:

1.  Lo primero, que nos llama la atención es lo relativamente parejas que estaban parejas la fuerzas en cuanto al número de unidades (romanos 42.700 vs cartgineses 40.080). Es una conclusión simplona, ya que asimilamos que un elefante es igual a un legionario inexperto o a un jinete. Pero sí que nos sirve para apreciar que no se dió la desproporción numérica existente en la Batalla de Cannae (romanos 86.000 vs cartagineses 54.000). Por lo tanto, el genio militar, la ventaja competitivas de determinadas unidades sobre otras (ej. elefantes sobre infantería, jinetes sobre infantería o veteranos sobre recién reclutados), la proporción de tropas, etc era lo que iba a desnivelar la contienda pero no igualar posibles handicap. Esto nos lleva a intentar una de las sentencias más repetidas que “P.C. Scipio Africanus ganó gracias a su superioridad aplastante con la caballería, que hasta ese momento era el arma que daba a Aníbal sus victorias”. Ante esto tenemos que afirmas que hay un punto de razón y de injusticia. En cuanto al elemento de razón hay que decir que es cierto, Anibal insistió posteriormente que perdió por unos cuantos jinetes más (cuanto se acordó de no haberlos embarcados  a su regreso de la penínula itálica). Ahora bien es injusto esto por varias razones:

a) La única posibilidad de victoria para los romanos estaba en la caballería. P.C. Scipio Africanus lo sabía, Anibal lo sabía y ahora tú lo sabes (breve referencia a los Simpsons). Que íban a  renunciar a ella.

b) Era tan evidente que el valor diferencial estaba en la caballería que se preocupó de reclutarlos en Sicilia bien intentando que las élites de esta zona adiestraran a los legionarios romanos, bien intentando adherir para su causa a jinetes Siracusanos. Gran parte de su estrategia la basó en la alianza con Masinisa, cuando este era nada. En definitiva, quería dos flancos de jinetes, uno tendría que conseguirse con diplomacia, Masinisa y el otro debiera de conseguirse con jinetes romanos, comandado por el leal Cayo Lelio.

c)  ¿La superioridad de 80 elefantes contra ninguno era mucha o poca superioridad? Se dice que Aníbal declaró posteriormente que eran jóvenes, con poco entrenamiento. Pero, al igual que todos sabian que la ventaja romana estaba en los jinetes, todos sabian que la ventaja cartaginesa estaba en los 80 elefantes. Los entendidos dicen que no se necesitaban más de 10 elefantes para poner en jaque una legión, cuanto más 80. Mientras que P. C. Scipio Africanus intentó pensar como neutralizar a los elefantes (el genio militar de P. C. Scipio Africanus supo neutralizar a los elefantes abriendo los manípulos antes de que llegasen las bestias, y éstas no hiriesen a las tropas y después pudieran matarlos, es como si nos apartamos un momento antes de que nos coja un toro, además fue genial el uso de trompetas para causar estruendo y asustarlos y que cargasen contra el propio ejército cartaginés), Aníbal no supo o no pudo hacer lo propio con la caballería. Hay que recordar que cuando los elefantes acabaron, los romanos ya habian perdido hombres, posiciones y fuerzas y los cartagineses aún conservaban las suyas.

d) Y los fieles a Anibal (veteranos curtidos en Italia) ¿no eran una ventaja?

e) Y los “legionarios” reclutados para poder acometer el desafío ¿no eran una desventaja?

2. Lo segundo que nos llama la atención es la distinta composición entre infantería y caballería en un ejército y otro. Lo que nos lleva a demostrar empíricamente la importancia que tuvo ésta.

% TOTAL   EJÉRCITO ROMANO
  Infantería                80%
   Jinetes                20%
% TOTAL EJÉRCITO    CARTAGINÉS
   Infantería               92%
    Jinetes                7%
   Elefantes                0%

4. BAJAS

Las bajas fueron muy diferentes para cartagineses y romanos:

     EJÉRCITO ROMANO
   MUERTOS      1.500
    HERIDOS      4.000
PRISIONEROS          0
  EJÉRCITO CARTAGINÉS
   MUERTOS     20.000
    HERIDOS     11.000
PRISIONEROS     15.000

a) 1 de cada 2 cartagineses murieron, frente al 4% de los romanos. Lo que significa que murieron 14 veces más cartagineses que romanos.

b) Sólo el 9% de los romanos fue herido frente al 27% de los cartagineses. Aquí la diferencia se reduce sólo al triple.

c) Mientras que 87% de los romanos que combatieron llegaron a sus casas sanos y salvos, sólo el 23% de los cartagineses podían decir lo mismo.

5. ESQUEMA INICIAL

6. CASUS BELLI

7. VIDEOS

8. REFLEXIONES

a) Mientras que P.C. Scipio Africanus perdió todas las batallas en las que no estuvo al frente del ejército: Tesino y Cannae y el Senado (ante Quinto Fabio Máximo primero y despúes ante Catón). Aníbal perdió 2: Zama y el Senado. Curioso que uno perdiese en la juventud y otro en la senectud y curioso que todo el apoyo que tenían por parte de sus hombres en lo militar y por parte del pueblo no se reflejase en la política.

b) Si en google buscas a uno y otro verás que las referencias son 10 veces mayores a favor de Anibal. No deja de ser contradictorio que el único que derrota a alguien tan genial, no esté (no entramos en discusiones de si está por encima o no, mi postura esta clara) como mínimo a su altura, cuando demostró que ni le dieron la confianza ni los medios que quería, necesitaba o se había ganado. El lector se preguntará cuáles son las razones de que todos, en mayor o menor medida, conozcan a Aníbal, pero no al Anibal romano. Para mí las razones son:

1. El encolerizado rechazo por parte de Quinto Fabio Máximo que heredó posteriormente a Catón (el cual supero en el arte del odio a su maestro). Los cuales minusvaloraron hasta límites insospechados sus méritos.

2. El tener que convertirse en el Pater Familias de los Scipio le imprimió carácter, pero le privo de consejo, juicio y encontrarse ante autoridades morales que él reconociese como superior a la suya. Es decir, puede que si no hubiese existido Aníbal y su padre y tío hubieran muerto no habría llegado a ser quien llegó a ser, pero si hubiese contado, como mínimo, con la ayuda de Emilio Paulo, todo hubiese sido distinto.

3. Nulo interés por el marketing y las relaciones políticas, mientras que Quinto Fabio Máximo y Catón eran capaz de maximizar el axioma masculino por el que “nos comemos una y contamos veinte”, él no fue capaz de conseguir que le trataran con el respeto que sus méritos merecian.

4. No todos los hombres pueden contar con todas las virtudes.

5. Visto con 800 años de distancia, las guerras púnicas fueron un período importante pero no el que más (Mario, Craso, César, Augusto…) lo que le resta mérito. Es decir, Cartago poco después no sólo dejó de ser un incordio para Roma, sino que dejó de existir. Por lo que, la insolencia de Aníbal está descontextualizada, al creerse que venció a la imagen todopoderosa de los legionarios y generales que fueron siglos después y no apreciarse lo que realmente pasó, que había un gran ejército y muy buenos generales pero no la auténtica máquina de matar que fue después. Visto así, ganar a Anibal era una simple cuestión de tiempo por parte de los romanos de no haber sido él, hubiese sido otro.

6. Supongo que a todos nos gustan los elefantes ya que es la única nota distinta entre las “vidas paralelas” (chiste Plutarquiano). Ámbos juraron odio al otro (uno a los romanos y el otro a Anibal), uno cruzó los Alpes y el otro tomó la capital cartaginesa en Hispania en 6 días, ambos se dieron largas caminatas para sorprender al enemigo, ambos veían en la estrategia el punto clave para desnivelar una contienda, ambos tenían ideas llenas de creatividad, ambos se reconocían como dignos rivales, ambos fueron buenos militare y gestores pero nulos políticos y ambos murieron solos y alejados por quienes dieron todo: sus patrias.

d)

9. CUADROS

Los ejemplos de obras pictóricas que representan este tema son numerosos. Así: una serie de tapices del siglo XV del Palacio Real de Madrid; una tabla del pintor italiano Pinturicchio del s. XV, un gran cuadro de Giovanni Bellini de 1505, dos lienzos del flamenco Anthony van Dyck, del siglo XVII, y otros dos de los franceses Nicolas Poussin y Lemoine del siglo XVII en el Museo del Louvrede Paris; para finalizar, un gran cuadro del veneciano Tiépolo, del siglo XVIII, en el Museo del Prado y una serie de frescos del mismo autor en la Villa Cordellina Lombardi de Vicenza.

10. Literatura

11. MÚSICA

Este tema de la “Continencia de Escipión” surgió, como ocurrió con casi todas las óperas históricas, en Venecia e inspiró, al menos, 19 óperas entre 1664 y 1815. Óperas sobre la toma de Carthago Nova se estrenaron por toda Italia (Venecia, Roma, Nápoles, Florencia, Ferrara, Milán, etc), y en Londres. La historia de Escipión llegó también a Alemania y Austria e, incluso a la Corte de los Zares, en San Petersburgo.

Por citar algunos ejemplos,

“Scipione Africano” de Francesco Cavalli. Libreto de Nicolo Minato. Estrenada en el Teatro de los Santos Giovanni e Paolo de Venecia en 1664. Reposiciones: Ancona 1666. Nápoles 1667, Ferrara y Florencia 1669, Bolonia 1670 y Roma 1671.

“Scipione nelle Spagne” de Alessandro Scarlatti. Libreto de Apostolo Zeno. Teatro de San Bartolomeo de Nápoles en 1714.

“Scipione nelle Spagne” de Antonio Caldara. Libreto de Apostolo Zeno. Hoftheater de Viena en 1714.

Scipione nelle Spagne” de Tomaso Albinoni. Libreto de Apostolo Zeno. Teatro de San Samuele de Venecia en 1724.

Scipione de Georg Friederich Haendel. Libreto de Paolo Rolli. King’s Theatre de Londres 1728. Repuesta en 1730.

“Scipione in Cartagine Nuova” de Geminiano Giacomelli. Libreto de Frugoni. Piacenza 1730.

“Scipio Africanus” de Carl Heinrich Graun. Libreto atribuido a Gottlieb Fiedler. Estrenada en Braunschweig (Alemania) en 1732.

“Scipione nelle Spagne” Giovanni Battista Ferrandini. Libreto de Apostolo Zeno. Munich 1732.

“Scipione nelle Spagne” de Carlo Arrigoni. Libreto de Apostolo Zeno. Florencia 1739.

“Scipione in Cartagine” de Baldassare Galuppi. Libreto de F.Vanneschi. King’s Theatre de Londres 1742.

“Scipione nelle Spagne” de Baldassare Galuppi. Libreto de Agostino Piovene. Teatro de S.Angelo de Venecia. 1746.

“Scipione” de Francesco Domenico Araja. Libreto de Bonechi. San Petersburgo 1745.

“Scipione nelle Spagne” de Ferdinando Bertoni. Libreto de Agostino Piovene. Milán 1768.

“La Clemenza di Scipione” de Johann Christian Bach. Libreto anónimo. King’s Theatre de Londres. 1776.

“Scipione in Cartagena” de Luigi Caruso. Libreto de Bellini. Venecia 1779 y Roma 1781.

“Scipione Africano” de Giuseppe Francesco Bianchi. Libreto de Nicolo Minato. Nápoles 1786.

“Scipione” de Giordano Giordani. Libreto de E.Giusti. Rovigo (Italia) 1788.

“Scipione Africano” de Gioacchino Albertini. Libreto de Nicolo Minato. Roma 1789.

“Scipione in Cartagena” de Giuseppe Farinelli. Libreto de Luigi Andrioli. Turín 1815.

Anuncios

Una respuesta a “P. C. SCIPIO AFRICANUS (I): LA BATALLA DE ZAMA

  1. En las óperas falta la única que conozco de Escipión: “Il sogno di Scipone” de Mozart. No sé nada de ninguna de las que has puesto. Un saludo y felicidades por el post.

Si has llegado leyendo hasta aquí ¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s